jueves, 18 de enero de 2018

METASTASIS: La razón principal por la que el cáncer es tan grave es por su capacidad para extenderse en el cuerpo.

El cáncer metastático tiene el mismo nombre que el cáncer primario. Por ejemplo, el cáncer de seno que se disemina a los pulmones se llama cáncer metastático de seno y no cáncer de pulmón. Se le da tratamiento de cáncer de seno en estadio IV, y no tratamiento de cáncer de pulmón.
Algunas veces cuando se diagnostica a la gente con cáncer metastático, los doctores no pueden decir en dónde empezó. Este tipo de cáncer se llama cáncer de origen primario desconocido, en inglés se usa la sigla de CUP. Vea la página del Carcinoma de primario desconocido para más información.
Cuando ocurre un nuevo cáncer primario en una persona con antecedentes de cáncer, se conoce como un segundo cáncer primario.  Los segundos cánceres primarios no son comunes.  La mayoría de las veces, cuando alguien ha tenido cáncer y tiene cáncer de nuevo, esto significa que el primer cáncer primario ha regresado.

viernes, 12 de enero de 2018

La vacunación es una estrategia que salva la vida de millones de niños al año.

  1. Hace muchos años, nos enfrentábamos a enfermedades que causaban la muerte (difteria), paralizaban a los niños (polio), provocaban malformaciones en los recién nacidos (rubeola congénita) o dejaban secuelas graves (meningitis por neumococo).
  2. Se desarrollaron las vacunas.
  3. Por el riesgo de dichas enfermedades, la gente se empezó a vacunar.
  4. Gracias a las vacunas, fueron disminuyendo esas enfermedades.
  5. Como hoy en día ya no se ven, hay personas que cuestionan diciendo “ya ni existen, ¿para qué vacuno?”

Complicando las cosas, fraudes como el de Wakefield y la mala información que circula en redes sociales siembran aún más dudas y por eso han surgido movimientos antivacunas.
Estos movimientos han provocado epidemias en otros países. Por ejemplo, Estados Unidos, un país donde se declaró erradicado el sarampión en el año 2000, sufrió su peor epidemia en más de veinte años entre los años 2013 y 2015. Sólo en el año 2014 tuvieron 647 casos de niños de sarampión, la inmensa mayoría no vacunados.

martes, 2 de enero de 2018

lunes, 1 de enero de 2018

Las epidemias de enfermedades raras no han desaparecido

El brote de Ebola, que estuvo en las portadas mundiales y prime time durante el 2014 y parte del 2015, ya es historia en los telediarios. Sin embargo, las epidemias de enfermedades raras y olvidadas no han desparecido, simplemente han dejado de salir en las noticias. En un Yemen sumido en un conflicto interminable se está dando el peor brote de cólera de la historia: casi un millón de afectados y más de 2000 muertos debido a una enfermedad cuya cura es sencilla.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Tener más de 40 años o padecer problemas de diabetes u obesidad aumenta el riesgo de sufrir hipertensión durante el embarazo.

No obstante, el embarazo puede derivar en una hipertensión aun no reuniendo estos factores de riesgo. El 6% de las embarazadas no encuadradas en los grupos de riesgo identificados por los predictores clínicos acaban experimentando un cuadro de hipertensión durante el embarazo.

Una de cada diez mujeres sufrirá un cuadro de hipertensión arterial durante el embarazo, con los riesgos asociados que tanto para la madre como para el feto esto significa. Realizar un diagnóstico temprano que permita una monitorización adecuada de la futura madre y la aplicación del tratamiento más ajustado a cada situación se convierte en esencial en este tipo de situaciones.

Este abordaje temprano es particularmente importante en los casos de preeclampsia, una manifestación agravada de la hipertensión arterial que aparece a partir de la semana 20 y que se caracteriza por combinarse con niveles elevados de proteínas en la orina (proteinuria). La preeclampsia afecta a un 4% de las embarazadas, si bien se trata de un porcentaje que no ha dejado de crecer en los últimos años.

viernes, 25 de agosto de 2017

¿Cómo sabemos que alguien tiene un Trastorno por Consumo de Alcohol?



Físicos
- Beber grandes cantidades sin embriagarse.
- Náuseas o vómitos al levantarse.
- Pérdida de apetito.
- Lagunas de memoria.
- Ligero temblor en las manos que se alivia al beber alcohol.
- Algunas alteraciones analíticas.

Psicológicos
- Sentimiento de culpabilidad, sobre todo a la mañana siguiente. 
- Justificaciones del tipo "yo lo dejo cuando quiera", "todo el mundo bebe", "bebo lo normal",...
- Sentirse molesto cuando alguien le sugiere que no beba tanto.
- Intentos y promesas de no beber, o de beber menos.